Lambán es expedientado por el PSOE porque se niega a votar la Ley de Amnistía

El portavoz del Grupo Socialista en el Senado ha anunciado que su partido «abrirá expediente» a Lambán por la Ley de Amnistía

Javier Lambán, secretario general del Partido Socialista de Aragón, ha desatado el revuelo en su partido al decidir no votar a favor de la Ley de Amnistía. Lambán decidió no participar en la sesión del Senado donde se discutía el veto del Partido Popular a la polémica ley, optando por ausentarse para evitar votar en contra de sus convicciones.

Al parecer, Javier Lambán mandó un mensaje a Juan Espadas, representante del PSOE en el Senado, explicando con detalle los motivos de su decisión. En su comunicado, Lambán afirmó con claridad que no podía respaldar la Ley de Amnistía ya que hacerlo «sería desleal consigo mismo».

En un fragmento completo de su carta, Lambán declara: No puedo votar a su favor porque sería desleal conmigo mismo, contradiciendo mis convicciones éticas y políticas, y estoy seguro de que no beneficiaría ni a mi país ni a mi partido. Estas palabras muestran una clara desacuerdo con la dirección del PSOE y un fuerte apoyo a sus propios principios éticos y políticos.

El PSOE abre expediente a Javier Lambán por ser díscolo en la disciplina de voto

Fuentes allegadas al expresidente de Aragón han señalado que tomó la decisión de forma independiente, sin comunicar previamente nada al partido. Muchos dentro del PSOE se han sorprendido por esta acción, lo que había dudas sobre las posibles consecuencias políticas de su acto de rebeldía.

Ha sido Juan Espadas, el portavoz del Grupo Socialista en el Senado, quien ha explicado este miércoles que su partido «abrirá expediente» al secretario general del PSOE en Aragón. En una entrevista en ‘RNE’ ha confirmado que este pasado martes mantuvo un cruce de mensajes por WhatsApp con Javier Lambán, en el que el senador aragonés le indicó que no iba a seguir la disciplina de voto del PSOE.

Las divisiones internas dentro del Partido Socialista en torno a este tema quedan de manifiesto con la negativa de Lambán a votar a favor de la Ley de Amnistía. La posición de Javier Lambán añade un nuevo matiz a este debate. Las tensiones entre las lealtades personales y partidistas quedan en evidencia con su decisión, mostrando el choque entre convicciones individuales y directrices colectivas de un partido.

Noticias relacionadas