El PSOE gana las elecciones catalanas, pero con ERC siendo clave de cara a unos pactos

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se ha proclamado vencedor de las elecciones catalanas con 42 escaños, pero lejos de la mayoría absoluta -68 escaños-. El PSOE junto al PP y Vox han logrado algo histórico y es que, por primera vez en 10 años, los independentistas no han logrado mayoría absoluta en Cataluña. Aun así, Puigdemont ha pedido a Illa que se aparte y permita gobernar a los partidos independentistas en minoría.

El PSOE ha conseguido ser la primera fuerza política en Cataluña con siete escaños de diferencia sobre Junts -segunda fuerza con 35 escaños-, y 22 por encima de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) -tercera posición con 20 escaños-. Sin embargo, estos resultados no son suficientes para que el PSOE gobierne con Junts y menos con ERC. Además, una legislatura tripartito del PSOE con los partidos independentistas es algo bastante complejo. Por esa razón, Puigdemont ha pedido a Illa, candidato socialista en Cataluña, que se retire y deje la gobernabilidad en manos de Junts y ERC en minoría, y es que ambos partidos no llegan más que 55 escaños.

Comunes, en su caso, se quedó en 6 escaños, perdiendo 2. Aun así, tienen la posibilidad de gobernar junto con PSOE y ERC, algo que ya han pedido desde el partido dirigido a nivel nacional por Yolanda Díaz.

Los partidos constitucionalistas mejoran sus resultados en las elecciones catalanas

Por otro lado, el Partido Popular (PP) ha superado todos los pronósticos logrando 15 escaños, quintuplicando sus escaños respecto a las anteriores elecciones catalanas de 2021, cuando consiguió 3 escaños.

Por su parte, Vox consiguió el mismo número de escaños que en la anterior legislatura, pero incrementó el porcentaje de votación y ganó 30 mil votos nuevos. De esta manera, el candidato de Vox, Ignacio Garriga, dio como bueno el resultado, entendiendo que VOX consolida su posición dentro del parlamento de Cataluña. 

Por lo demás, los resultados dejan como noticia la ausencia de Ciudadanos, quienes pasaron de ser una de las fuerzas más relevantes, a no conseguir ninguna participación en el parlamento en estas elecciones. En cuanto a los otros partidos, CUP llega a 4 escaños, perdiendo 5; y Alianza Catalana entra en el parlamento con 2 escaños.

En general, el número de votantes aumentó en estos comicios un 6% llegando a los 3.140.000 electores, un 58% de la masa electoral.

Noticias relacionadas